Gandía Blasco, mayo 2012